Hay una serie de reglas de composición que es necesario saber para sacar el máximo partido a tus imágenes, y que sepas diferenciar que convierte una fotografía en buena o en mala.

Si estas buscando como mejorar tus fotografías estas en el sitio indicado! Vamos detallar una pequeña guía para que tengas en cuenta cuando vayas disparar con tu cámara.

Preparado? Vamos a ello!

1. El Centro de Interés

Para que una fotografía funcione debe tener un centro de interés, ya que ayuda al espectador a saber donde mirar y que el conjunto de la imagen se grabe en la retina.

Por tanto, primero de todo debes tener claro que es lo que quieres fotografiar. Debes elegir que es lo que quieres mostrar para guiar la mirada, no es necesario que esté en el centro de la imagen, puede estar a un lado… arriba o abajo… pero lo importante es que ocupe la mayor parte de la imagen (lo explicaremos mejor más adelante). Eso es el centro de interés, y cada fotografía debe de tener uno.

Antes de disparar piensa y analiza el entorno, es la primera de las reglas de una buena composición.

2. Rellena el Encuadre

Un error bastante habitual en la fotografía amateur es no saber elegir que queremos enseñar en una imagen y querer mostrar demasiadas cosas. Por tanto, es imprescindible que selecciones que es lo que quieres destacar y elimines del encuadre los elementos que distraigan la atención.

Es importante que ocupes la mayor parte de la imagen con ese elemento principal, así conseguirás un punto de atención sobre que pueda recaer la mirada. No tengas miedo de quitar cosas y céntrate en lo que quieres contar con tu fotografía.

3. Apertura de Diafragma

Otra regla que nos ayuda a detectar el punto de interés en una fotografía es la profundidad de campo, ya que dependiendo de la apertura del diafragma de nuestra cámara conseguiremos mayor o menor nitidez en el fondo. Básicamente aparecerá más enfocado el elemento sobre el que estamos realizando el enfoque y el resto de la imagen aparecerá más desenfocado.

Es una forma de centrar la atención sobre el elemento que queremos destacar en nuestra fotografía.

A modo de apunte de como conseguir este efecto seria que, a mayor apertura de diafragma el fondo aparecerá mas desenfocado y a menor apertura de diafragma justo lo contrario, el fondo será más nítido.

4. La Regla de los Tercios

Quizás, una de las reglas más importantes de la composición sea la regla de los tercios. Para hacernos una idea debemos dividir una imagen trazando dos lineas imaginarias en horizontal y otras dos en vertical a la misma distancia, resultando unas cuadriculas de 3×3. Las cuatro intersecciones de las lineas marcan los puntos de interés de una fotografía, por tanto, está comprobando que si situamos un elemento en alguna de estas intersecciones conseguimos imágenes mucho más atractivas.

Seguramente en tu cámara digital tienes una opción para visualizar en la pantalla LCD un rejilla que marca esta regla de los tercios. En tus inicios te será de gran utilidad, ya que te servirá como gran ayuda para situar los puntos de interés.

5. Las Líneas

Uno de los elementos más importantes en la composición fotográfica son las lineas, ya que dirigen la mirada del espectador de un lado a otro de la imagen. Las líneas guían el ojo a través de formas y contornos.

Además las lineas pueden aportar tridimensionalidad a la fotografía, ya que delimitan puntos de fuga para situar el espacio y la distancia de los diferentes elementos. Por ejemplo dos lineas paralelas que convergen en un punto nos indican  profundidad.

Como te hemos indicado, son uno de los elementos con más eficacia para guiar la mirada de la persona que está viendo esa foto. Según la posición de estas lineas nos pueden aportar un significado u otro, normalmente las lineas horizontales transmiten calma, las verticales movimiento y las diagonales dinamismo.

6. Curvas en Forma de S

Es sencillo encontrar curvas S en muchos lugares cotidianos, fíjate en diferentes elementos como carreteras, rios y caminos… Podemos aplicar estas formas a nuestras fotografías para transmitir movimiento y guiar nuestra vista por toda la imagen.

Experimenta con los resultados!

7. Muestra la dirección

Una forma de crear la sensación de movimiento es situar la dirección hacia la que se dirige un elemento. Se puede hacer de varias formas, por ejemplo una persona andando con un pie más adelantado que el otro, o un boxeador con un brazo tirado hacia adelante…

También dependiendo del lado de la fotografía donde situemos el sujeto puede indicar hacia que lado se dirige, transmitiendo la sensación de que vaya a ir de un lado a otro.

8. Agrupa Tres Elementos

Diferentes estudios certifican que nos atrae la agrupación de tres elementos, funciona porque nos ayuda a centrar la atención. Quizás porque rompe la soledad de un solo elemento o la estabilidad de si fueran dos elementos. Nuestro cerebro procesa los tres elementos como algo más dinámico visualmente.

9. La Repetición de Elementos

Repetir elementos también puede aportar información sobre la dirección de la foto y la definición de formas, además de incluir connotaciones psicológicas… Es una regla muy interesante de la composición para mostrar que es lo que quieres transmitir con tu fotografía.

10. La Psicología de los Colores

Los colores tienen alta carga emocional en nuestro subconsciente, de hecho hay estudios que los catalogan en como afectan a nuestras emociones. Un pequeño resumen de los diferentes significados seria:

· Blanco: Paz, inocencia o limpieza.
· Negro: Muerte, misterio… Aunque también puede transmitir elegancia y formalidad.
· Amarillo: Fuerza, riqueza o acción.
· Naranja: Optimismo, sensualidad o exaltación
· Rojo: Pasión, agresividad, vitalidad o peligro.
· Azul: Tranquilidad, inteligencia o innovador.
· Verde: Acción, ecológico, esperanza o relajación.
· Morado: Espiritual y sofisticación.
· Rosa: Dulzura y delicado.

Además podemos dividir los colores en dos tipos, los fríos (azules, verdes y morados) y los cálidos (rojos, naranjas y amarillos), que podemos utilizar para transmitir una idea.

11. Enmarcación con Elementos Naturales

Para realizar fotografías más interesantes podemos enmarcar la imagen con elementos del propio lugar que vamos a fotografiar. Esto ayudará a remarcar el punto de interés y guiar nuestra mirada. Para ello podemos utilizar puentes, ventanas, ramas de arboles… el límite es tu imaginación.

12. El Espacio Negativo

El espacio negativo es como se llama a los grandes espacios vacíos de una fotografía, habitualmente a uno de los lados. Sirve para transmitir diferentes sensaciones, normalmente calma o soledad…

Es un recurso que hay que saber utilizar de forma adecuada para que ese espacio vacío compense la imagen de alguna forma, ya que mal ejecutado puede dar al traste una fotografía. La experiencia y la práctica te ayudaran a conseguir este equilibrio.

Aplicación de las Reglas de Composición en tus Fotografías

Ahora que conoces las técnicas de composición más importantes es hora de que las pongas en práctica en tus fotografías. No intentes aplicarlas todas a la vez, ves probando poco a poco y aprovecha los elementos del lugar para elegir que tipo de composición se puede ajustar mejor a tu idea.

Con el tiempo comprobarás que aplicarás de forma más orgánica todos estas reglas y afinando tu mirada de fotógrafo, dando como resultado imágenes cada vez mejores. Estamos seguros de eso!